La rehabilitación a través del Seguro Social de Venezuela

El IVSS ofrece la posibilidad a sus asegurados de beneficiarse de los programas que existen, en las dependencias establecidas, de rehabilitación. Estos programas están diseñados para todos los integrantes del Seguro Social de Venezuela que han sufrido algún tipo de enfermedad o dolencia y que se le puede aplicar y sea necesario una rehabilitación para su completa recuperación.

Rehabilitación con el Seguro Social de Venezuela

  • Garantizar a los ciudadanos una prestación en programas de rehabilitación.
  • El IVSS busca continuamente e intenta cubrir las necesidades de personal en las dependencias habilitadas para la rehabilitación.
  • Proporcionar al personal médico que realiza la recuperación del paciente los cursos y, en general, la formación necesaria para que obtenga los conocimientos obligatorios para desempeñar su labor correctamente.
  • Establecer unos objetivos al personal que ocupa las dependencias.
  • Según las metas establecidas, se elabora un plan con la forma en la que se actuará, válido para un año.
  • Estar a disposición y rendir cuentas a la Dirección General de Salud.

El Centro Nacional de Rehabilitación Dr. Alejandro Rhode es la dependencia que realizará la evaluación de las dolencias, aconsejando al paciente mediante un tratamiento personal de rehabilitación para que se recupere totalmente.

Además de establecer un tratamiento al asegurado, en las personas que sea necesario se aplicará:

  • Tratamientos para que el paciente recupere y mejore su fuerza muscular, su amplitud en las articulaciones y su coordinación. Todo ello a través de la fisioterapia y la terapia ocupacional.
  • Programas para la readaptación de personas con patologías relacionadas con cardiopatías isquémicas.
  • Tratamientos de carácter psicológico en los pacientes que así lo requieran.
  • Planificación de las dietas diarias, tanto en los pacientes que se encuentran hospitalizados como en los ambulatorios.
  • Tratamientos de ayuda a la recuperación del lenguaje.

Términos buscados:

  • incapacidad seguro social venezuela
Artículos relacionados:

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Hécror Estrada Parada, comentó hace 4 años:

    San Cristóbal, enero 23 de 2013.

    Sres.
    INSTITUTO VENEZOLANO DE LOS SEGUROS SOCIALES.

    Atención: Departamento de Pensiones.
    cc. Ciudadano Presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Carlos Rotondaro.

    Estimados Compatriotas.-

    Desde el 28 de julio de 2011, fecha en que cumplí los sesenta años reglamentarios para comenzar a disfrutar de la pensión de vejez que por ley y justicia me corresponde, empecé a tramitar ante ese Instituto el proceso de la misma.
    Con mucho sacrificio me trasladé a la ciudad de Caracas para gestionar mi acta de nacimiento pues allí nací, y la forma 14-100 en la última empresa que fungió como agente de retención. Me puse en contacto con la oficina de San Cristóbal, la cual jurisdiccionalmente me corresponde, para obtener la lista de requisitos. Posteriormente preparé las carpetas solicitadas con la documentación requerida. Allí el primer obstáculo. En el instructivo no especifica detalles como tamaño de la carpeta, tamaño y colores de la fotocopia de la Cédula de Identidad y otras menudencias. Pasadas unas semanas, entregué la documentación en la forma y con las características exigidas. Tampoco logré que me los recibieran. Faltaba la mencionada forma 14-100 de otras empresas donde laboré y que, según la funcionaria que me atendió, debían JUSTIFICAR POR LO MENOS 14 AÑOS DE COTIZACIONES. Esto, considerando que el estado de cuenta que se presenta es información suministrada por la página web del mismo Instituto, debería obviarse puesto que no es el asegurado el que suministra la data. El resto de exigencias aparecen en el instructivo como OPCIONALES, lo que a nuestro entender no es OBLIGATORIO.
    En la referida página de instrucciones, a la cual me acojo, hay un texto mencionando unas CONSIDERACIONES ESPECIALES (RESOLUCIÓN 1156 DE FECHA 17 DE DICIEMBRE DE 2008), -en mayúsculas en el original-. Cito textualmente:
     Presentar declaración jurada, en los casos en que el ciudadano manifieste la imposibilidad de presentar la constancia de trabajo para el I.V.S.S. (F 14-100)
     Constancia de empresa desaparecida, emitida por la Alcaldía más cercana al domicilio fiscal de la empresa. Opcional.

    El caso que me ocupa es exactamente lo descripto en esa consideración: Me hallo ABSOLUTAMENTE IMPOSIBILITADO de viajar a la capital y permanecer por tiempo indefinido para tramitar la documentación presuntamente faltante. Dos motivos existen: 1ro. No dispongo de recursos monetarios para tal viaje. Mi situación es crítica en extremo, por no tener ingresos de ninguna clase. 2do. Mi estado de salud, en los recientes dos años se ha visto sensiblemente disminuido, y por no estar empleado (discriminación por edad), no tengo la atención médica que ofrece esa Institución y consecuencialmente, tampoco pensión por incapacidad.

    Por todo lo anterior, declaro BAJO FE DE JURAMENTO que he laborado en las empresas y temporadas, que a continuación detallo:
    Empresa Año de inicio
    Banco Venezolano de Crédito 1971
    Banco Hipotecario de la Vivienda Popular (+) 1972
    Laboratorios Lederle (Cyanamid de Venezuela (+) 1973
    Laboratorios Up-John 1974
    Unión Gráfica 1975
    Distribuidora Envases Venezolanos 1979
    Gráficas 2000 1981
    Banco La guaira Internacional 1983
    H.L. Boulton & Cía 1984
    Seguros Venezuela 1985
    Seguros La Previsora 1986
    Magefesa 1986
    Inpirsa 1991
    Tealca 1995

    Información que en los registros del I.V.S.S. debería figurar y que si no, escapa a mi responsabilidad, pero sí afecta mis fines.
    El espíritu que movió al Gobierno Revolucionario a crear la llamada Misión en Amor Mayor, merece todo encomio, aprobación y respaldo. Bien merecido por los compatriotas beneficiados. Pero también lo merecemos aquellos que hemos trabajado por más de 40 años y cotizado oportunamente al Instituto que vela por la protección de los trabajadores. Todos los trabajadores venezolanos, y que por reveses de la vida (a veces con connotaciones política y coyunturales), llegamos a la tercera edad en situación que hace frontera con la miseria.

    Es justicia que espero al suscribirme muy respetuosamente,

    HÉCTOR ESTRADA PARADA
    C.I. 4.165.763